viernes, abril 12

La AFIP inauguró una nueva receptoría en la provincia de Buenos Aires. Se encuentra en la localidad de Navarro, provincia de Buenos Aires

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) inauguró una nueva receptoría en la localidad de Navarro, provincia de Buenos Aires, en el marco del plan para poner en marcha nuevas dependencias a lo largo del interior del país.

En esta nueva oficina los y las habitantes podrán realizar diversos trámites de forma presencial, como la gestión y blanqueo de la clave fiscal, o la actualización y corrección de datos registrales, entre otros. De esta manera, el organismo conducido por Carlos Castagneto reafirma su compromiso para establecer una comunicación más cercana con las y los contribuyentes.

Por medio de esta iniciativa, la AFIP apunta a lograr un mayor acercamiento a la comunidad desde una perspectiva federal, en un trabajo articulado desde la Dirección General Impositiva (DGI) que conduce Virginia García.

La nueva receptoría, que integra el Distrito Cañuelas, dependiente de la Dirección Regional La Plata, está ubicada en la calle 16 N°564, entre 111 y 113, y estará abierta al público de lunes a viernes de 9 a 15 horas.

El proyecto responde a una histórica demanda de la comunidad canalizada por las autoridades municipales y que tomó impulso desde que Castagneto asumió al frente del organismo.

Entre los servicios que brindará la nueva dependencia, se encuentran la obtención de la clave fiscal y la registración de datos biométricos, actualización o corrección de datos registrales y recepción y derivación de trámites. Este canal de atención presencial se complementa con el avance de las gestiones online para realizar presentaciones y comunicaciones digitales sin necesidad de concurrir a las oficinas de la AFIP.

La flamante receptoría se suma a las que el organismo inauguró recientemente en Tinogasta, Villa General Belgrano, Cafayate, Mercedes, Puerto Iguazú, Colón, El Calafate, Marcos Paz, General Rodríguez, Salto, Saladillo, Jáchal, Jesús María y Esperanza. Este plan de acción permite extender la presencia territorial para ampliar y facilitar la asistencia presencial de los ciudadanos en sus propias jurisdicciones, con el objeto de facilitar y mejorar los niveles de cumplimiento voluntario de las obligaciones.