martes, mayo 28

Nuevo escándalo en la Legislatura bonaerense: ahora aparecieron los “Chocolate” del Senado

La Justicia busca identificar a una pareja de recaudadores que usaba 40 tarjetas de débito de ñoquis de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires Movían $28 millones por mes, con la misma maniobra que lo hacían Rigau y los Albini en Diputados.

Un informe del Banco de la Provincia de Buenos Aires enviado a la “causa Rigau” prueba que hay más “Chocolates”, y que no solo mueven dinero de la Honorable Cámara de Diputados bonaerense, sino también de la de Senadores. La Justicia investiga una nueva red de ñoquis: se trata de 40 empleados fantasma del Senado con sueldos de $700.000.

Los recaudadores aparecen filmados en un video y ya son intensamente buscados. Se trata de un fraude íntimamente relacionado al de Chocolate y los Albini, que con las tarjetas de la corrupción les permitía hacerse con la suma de $28 millones mensuales.

Los nuevos “Chocolates” aparecieron por primera vez hace algunas semanas en una filmación revelada por “Somos Buenos” en TN. En la misma, se los ve en una escena inquietante, en un cajero de las calles 7 y 54. El video muestra a una pareja que entra a sacar dinero a las 5.45 AM. Apenas cinco minutos después, hace su ingreso “Chocolate” Rigau a la misma sucursal y todos se saludan con pulgar en alto, para luego seguir cada uno abocado a lo suyo: vaciar sueldos.

La Justicia busca ahora a los “Chocolates” del Senado. No están identificados ellos, pero sí la red de prestanombres con la que operaban. La información producida por el Banco Provincia permite determinar qué cuentas bancarias se movieron cuando la pareja estaba en el cajero, bajo diez cámaras de seguridad, a qué personas corresponden esas cuentas en lo formal, y qué movimientos tuvieron en los seis meses anteriores.

El hallazgo más inquietante es que este fraude, simultáneo al de los Albini, es con ñoquis de la Cámara Baja. Hasta ahora, la antigua red de recaudación de Chocolate Rigau y los Albini, que extraían $27 millones por mes, estaba posada sobre la Honorable Cámara de Diputados.

Las 40 tarjetas están a nombre de hombres y mujeres de distintas edades y perfiles del Gran La Plata. Igual que en la célula de Rigau, hay grupos familiares con los mismos apellidos dentro de este nuevo mazo de tarjetas de débito operadas por recaudadores y no por sus dueños.