lunes, junio 17

Demostración de fuerza de Kicillof: pidió marchar cuando se trate la Ley Bases en el Senado e ironizó sobre el Pacto de Mayo

Con un multitudinario plenario en Florencio Varela, el mandatario bonaerense ratificó su centralidad opositora. Tras las reuniones con gobernadores pidió “pensar el futuro del país”.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, habló cerca de una hora frente a miles de personas que este sábado participaron del plenario “La Patria no se vende”; un encuentro que la mesa política que lo rodea decidió organizar para darle centralidad al mandatario bonaerense en su oposición a la Ley Bases por un lado y la proyección en el mediano y largo plazo dentro del universo peronista, por el otro. Durante todo su discurso, Kicillof confrontó con el presidente Javier Milei. Le dijo que estafó a su electorado porque el ajuste “lo paga el pueblo y no la casta”, que no irá al Pacto de Mayo porque “nunca nos llamaron, ni escucharon”, recordándole el recorte de fondos. También, dijo que habló con otros gobernadores de este tema y en una insinuación hacia lo que viene advirtió que “estamos acá para poner en marcha la imaginación política que piense el futuro del país”.

El plenario “La Patria no se vende” contó con diez comisiones que coincidieron en un documento final. El resultado fue mostrar las disidencias con la Ley Bases que se encuentra debatiendo en el Senado, tras su aprobación en Diputados. Hubo una variada presencia del mundo peronista.

Kicillof fue el único orador sobre el escenario principal. Según la organización hubo 35 mil personas en el Polideportivo Thevent en el distrito que gobierna el peronista, Andrés Watson que hizo de anfitrión. Antes de la palabra de Kicillof, el gobernador se reunió con intendentes y algunos dirigentes en la sede el PJ local, en lo que fue una señal política en medio de la interna peronista que, al día de hoy, busca descomprimirse.

En su alocución, Kicillof fue ratificando los conceptos que viene dando en distintas actividades de gestión Sin embargo, hubo un pasaje acaso novedosos y que se da en un contexto de aperturismo. Fue cuando planteó que “estamos acá para pensar y organizar a la militancia en esta etapa, para elaborar los diagnósticos, pensar la provincia y sus problemas…los problemas federales y del país”.

Desde hace un tiempo, Kicillof viene planteando la cuestión nacional y en los últimos cuatro días estuvo en Chubut y Santa Fe firmando acuerdos con los gobernadores Nacho Torres Maximiliano Pullaro. “Estamos acá para poner en marcha la imaginación política que piense el futuro de la provincia y piense el futuro del país”, planteó en ese contexto, acaso novedoso. Se cantó “Axel presidente”.

En el escenario, Kicillof subió a distintos dirigentes y representantes de diferentes sectores tanto peronistas como del progresismo. Lo acompañaron algunos intendentes del conurbano y el interior como Jorge Ferraresi (Avellaneda), Fernando Espinoza (La Matanza), Julio Alak (La Plata) Mario Secco (Ensenada), Fabián Cagliardi (Berisso), Juan José Mussi (Berazategui), Federico Achával (Pilar), Fernando Moreira (San Martín), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Gastón Granados (Ezeiza), Mariel Fernández (Moreno), Gustavo Barrera (Villa Gesell), Celia Gianini (Carlos Tejedor), Leonardo Angueira (Punta Indio), Cecilio Salazar (San Pedro), Ricardo Dalessandro (Salto), Julio Marini (Benito Juárez), Walter Wischnivetzky (Mar Chiquita),entre otros.

También se los vio en el escenario otros representantes del peronismo como el líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico; el referente de Somos Barrios de Pie, Daniel Menéndez -que también es funcionario provincial-el secretario general de Camioneros y triunviro de la CGT, Pablo Moyano; el secretario general de Suteba, Roberto Baradel o el secretario general de la CTA Autónoma de la provincia, Oscar De Isasi y varios más.

También lo escoltó parte de su Gabinete. La vicegobernadora, Verónica Magario; los ministros y funcionarios Carlos Bianco (Gobierno), Andrés Larroque (Desarrollo de la Comunidad), Gabriel Katopodis (Infraestructura), Estela Díaz (Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual), Walter Correa (Trabajo), Pablo López (Economía), Augusto Costa (Producción), Javier Rodríguez (Desarrollo Agrario), Javier Alonso (Seguridad), Alberto Sileoni (Educación), Cristian Girard (ARBA) subieron al escenario. Varios de ellos estuvieron a cargo de la organización del plenario.

No hubo presencia de intendentes ni ministros bonaerenses que formen parte de La Cámpora. Sin embargo, según pudo reconstruir Infobae, antes de que Kicillof llegase a Varela, mantuvo una conversación con el líder de la organización K y presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner. En ese intercambio de mensajes, el diputado nacional le transmitió que le parecía “una buena idea”, el plenario y le propuso al mandatario “verse pronto”. En los próximos días podría darse esa reuniónKirchner también le dijo a Kicillof que invite a quién considere a ese convite. El gobernador agradeció en lo que se sugiere como una tregua otoñal. “Está todo bien entre ellos”, advierten desde el entorno de ambos.

El Pacto de Mayo fue otro pasaje duro contra Milei. “Dijimos en marzo en sobre el llamado ‘Pacto de Mayo’, que si era para la foto, arrancaran nomás. Parece que ni siquiera va a haber foto. Un pacto significa que quienes no piensan igual, se ponen de acuerdo en algunos elementos. Esto no es un pacto, pretenden que firmemos la plataforma de Milei. Para que quede claro: no estamos de acuerdo con esas ideas. De ninguna manera. Nunca nos llamaron, nunca conversaron, nunca escucharon ¿y ahora quieren que vayamos a firmar?”, consideró.

Luego, ironizó: “Les sugiero una fecha: ¿Por qué no convocan el 4 de julio? No es pacto, no es de mayo.”

Sobre el cierre, Kicillof llamó a movilizar al Congreso el día que se trate la Ley Bases. Es una convocatoria que se suma a la que varios sectores de la oposición vienen trabajando. “Se resolvió hoy oponerse a esa ley hasta que se derrumbe. No tiene un artículo que beneficie al pueblo. Vamos a marchar al Congreso cuando sea tratada”, dijo.

Además deslizó que la norma que se discute en el Senado “le quiere quitar cinco años a las mujeres para jubilarse, quieren quitar derechos laborales”, porque “durante un año se podrá tener gente a prueba y despedirla sin indemnización. Ahora no habrá trabajadores, sino colaboradores. Que se olviden de eso”.

<b>Más allá de Buenos Aires </b>

El posicionamiento del gobernador con respecto tanto a la Ley Bases como al Pacto de Mayo es claro y de oposición. Sin embargo, desde hace unas semanas viene trazando un discurso más federal que se le suma a las recorridas de gestión por otras provincias, pero en las que combina las reuniones de corte más político. Lo hizo en Chubut y en Rosario.

Si bien, plantean en su entorno, no es momento de candidaturas; el acto de hoy cierra una etapa y abre otra. Completa las distintas reuniones que multisectoriales de diferentes distritos fueron realizando desde enero de este año -Kicillof destacó eso y las diferentes movilizaciones contra las política de Milei como la Marcha Federal Universitaria o la del primer paro general convocado por la CGT- y plantea ya hacia el futuro “construir una alternativa”.

Algo que quedó plasmado en el cántico “Axel presidente”, que lanzó la militancia. “Es una esperanza, ojalá que nazcan muchas más esperanzas. Está bien que la gente se exprese y sea una opción para el futuro, porque lo que menos podemos hacer nosotros es no tener opción, no tener futuro. Ojalá aparezcan más opciones así podemos elegir qué es lo que mejor tenemos en nuestro espacio político”, dijo el intendente de Ensenada, Mario Secco, tras el acto. Algo que también manifestó la diputada nacional, Victoria Tolosa Paz, -otra de las dirigentes que subió al escenario- quien aseguró que “tenemos para adelante, volver a actualizar la doctrina para el tiempo que corre. Hay que trabajar desde ahora para construir la fuerza nacional, federal que siempre fue el peronismo”.

Los viajes de cooperación que viene firmando Buenos Aires con otras provincias son la base desde la que se para el mandatario bonaerense para -de a poco- ir construyendo. “Vengo a hablar de lo que me han contado los gobernadores de todas las provincias argentinas”, remarcó este sábado Kicillof. “Están pensando en un país donde cada provincia se salve sola, donde haya competencia, individualismo. A la provincias argentinas le vamos a ofrecer la solidaridad de la provincia de Buenos Aires, no vamos a aceptar la disolución nacional”, detalló en otro subtexto de que además de la Ley Bases y el Pacto de Mayo, Kicillof está mirando más allá. No se descarta que prontamente firme más acuerdos interprovinciales; posiblemente con la provincia de La Pampa.