sábado, julio 13

Kicillof consiguió autorización del Gobierno Nacional para tomar deuda

Lo detalló el ministro de Gobierno bonaerense, Carlos Bianco. Corresponde a una refinanciación, aprobada por la Legislatura a finales del año pasado. Siguen el reclamo por los fondos

Los cortocircuitos entre el gobierno deJavier Milei y la administración deAxel Kicillofsiguen, pero días atrás hubo un punto de acuerdo. Fue cuando a partir de una gestión entre el Jefe de Gabinete de la Nación, Guillermo Francos y el gobierno bonaerense, la Nación habilitó a la Provincia avanzar con un endeudamiento requerido para cubrir deuda vigente.

Se nos ha dado el aval en una gestión que hicimos con la Jefatura de Gabinete de Ministros de Nación para avanzar con el endeudamiento que nos había aprobado la Legislatura”, informó este lunes el ministro de Gobierno bonaerense, Carlos Bianco.

El pedido de la provincia tiene que ver con un rollover de deuda que el gobierno bonaerense tiene que afrontar en el mes de septiembre en un equivalente a USD 352 millones. Si bien tiene la autorización de la Legislatura a partir del pedido de endeudamiento que ambas Cámaras aprobaron a finales del año pasado; precisaba del ok final del Gobierno nacional.

Es que el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal y Buenas Prácticas dictamina en uno de sus pasajes del artículo 25 que “los gobiernos provinciales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de los municipios para acceder a operaciones de endeudamiento y otorgar garantías y avales, elevarán los antecedentes y la documentación correspondiente al MINISTERIO DEL INTERIOR, el que conjuntamente con el MINISTERIO DE ECONOMÍA efectuarán un análisis a fin de autorizar tales operaciones conforme a los principios de la presente ley”. La semana pasada se autorizó dicha operación.

Ahora, la provincia de Buenos Aires podrá salir a tomar deuda para afrontar los vencimientos que tiene en el mes de septiembre. El entendimiento entre la Nación y la provincia de Buenos Aires tiene un trasfondo más financiero que político. Si bien la administración bonaerense viene reclamando por la quita de recursos y hasta el propio presidente advirtió al inicio de su gestión que iba a dejar “sin un peso” a los gobernadores, que Buenos Aires entre en cesación de pagos es un problema no solo para la administración provincial.

Bianco agregó que “necesitábamos un aval para hacer una emisión de letras interanual, ese aval ha llegado, así que agradecemos”. Asimismo, el funcionario provincial planteó que la aprobación era algo que Buenos Aires venía solicitando. De afrontar ese pago y sumado al que realizó en marzo de este año por USD 356 millones, Buenos Aires habrá cubierto USD 708 millones en el período 2024.

El visto bueno del gobierno nacional viene enmarcado en la autorización que la provincia de Buenos Aires obtuvo en la Legislatura bonaerense a finales del año pasado. En ese momento, diputados y senadores aprobaron un pedido de endeudamiento por una suma nominada en dólares de 150 millones. Con esa solicitud buscó cancelar los vencimientos de deuda, finalizar obras públicas ya iniciadas, ponerse al día con los pagos a proveedores y garantizar el pago de sueldos y aguinaldos de diciembre. En la discusión legislativa, Kicillof, tuvo el acompañamiento de distintos bloques de la oposición.

Sin embargo y pese al principio de entendimiento último, Bianco remarcó que la Nación aún sigue en su política de recorte de fondos a la administración provincial y que no hay mayores perspectivas de que los distintos programas y fondos que fueron suspendidos se reactiven