sábado, julio 13

Caza furtiva: productores recurrieron a la Corte Suprema de Justicia de Buenos Aires preocupados por el flagelo

El Foro de Seguridad de Chascomús, liderado por Manuel Anchorena, pidió una solución a la crítica situación por el aumento de los casos para esta época

un grupo de productores agropecuarios de la localidad de Chascomús, Buenos Aires, se reunió con autoridades de la Corte Suprema de Justicia de la provincia para buscar una solución a los delitos rurales que los afectan en época de caza. Acompañados por los integrantes del Foro de Seguridad Rural Argentino en Dolores, expusieron la necesidad de generar un plan para contener la inseguridad en los campos.

El encuentro tuvo lugar en la Fiscalía General de Dolores, donde se abordó la problemática de la invasión de la propiedad privada por cazadores furtivos, una situación que desde hace tiempo preocupa a los productores de la región.

La reunión, organizada por el Foro, contó con la presencia de Francisco Pon Berges, director de política de la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires. Además, el fiscal General de Dolores, Diego Escoda; el director Operativo Zona Sur, Fermín Taballa; y Héctor Hernández Vieyra, coordinador del foro.

El encuentro fue motivado por los integrantes del Foro de Seguridad de Chascomús: Carlos Álvarez Correa, Juan Olivera, Roberto Iriarte, Manuel Anchorena. Durante el encuentro se discutieron temas críticos como el aumento de los cazadores furtivos, las pérdidas económicas para los productores, las medidas de seguridad necesarias y la necesidad de un marco legal más robusto.

“La reunión se dio en el ámbito de la preocupación de Chascomús, una zona que viene sufriendo este flagelo hace muchísimo tiempo, donde los delitos son recurrentes o hay una falla en la prevención, persecución o las dos cosas. Por eso es que este grupo o Foro de Seguridad de Chascomús, integrado por productores de gente que vive en el campo, que no tienen el acompañamiento, nos pidieron una mano. Se juntó a las autoridades para hacer un planteo. El interés era que las más altas autoridades escucharan”, sostuvo.

Los productores reclamaron: “Que se pongan a hacer lo que deben hacer. Las patrullas y los móviles recorren. Yo no tengo por qué dejar de creerles. Los móviles tienen un sistema de rastreo satelital automático (AVL), que se puede controlar y saber inmediatamente dónde están, qué hacen y cómo recorren. Eso queda documentado. Si el móvil dice qué [lugares] recorrió, se va a ver bien dónde estaba o no estaba”, puntualizó Hernández Vieyra.

Durante el encuentro, según mencionaron en un comunicado, quedó hecho el compromiso de trabajar en conjunto para desarrollar soluciones efectivas que protejan las propiedades rurales y apoyen a los productores en su lucha contra la caza furtiva. En tanto, el Foro de Seguridad Rural Argentino reafirmó su dedicación a la seguridad y el bienestar de la comunidad rural.

Ahora en Chascomús dicen que la situación se va a hacer más intensiva porque se viene la temporada de caza, donde llega gente de todos lados. Llegan a cazar, incluso, van al campo donde saben que no llega gente o con la ayuda de algunos encargados infieles. Ahí se producen los problemas y los daños que generan los cazadores, además de los robos”, agregó Hernández Vieyra.

Por último, agregó: “Si ellos saben por donde vienen y se hace un mapa del delito, se puede montar un pequeño operativo”. La idea de los productores es realizar una tarea de inteligencia para recopilar los datos de los vehículos y patentes para encontrar una solución a lo que preocupa”.

“Esta es una situación que les está causando temor a la gente y es una limitante a la capacidad productiva. Esta reunión es un objetivo, esperamos que se tome consciencia de lo que está pasando, esperamos que se atienda la problemática del productor, porque a veces se recibe la queja, atienden a las autoridades, pero saben que no está bien porque son ellos, los productores, los que sufren”, cerró.