sábado, julio 13

Exfuncionarios de Daniel Scioli auguran el fin de su carrera política y lanzan su armado en la Provincia

Dirigentes que formaron parte de los equipos de Daniel Scioli se corrieron de su lado por primera vez en más de 20 años. Presentan “Peronismo Bonarense”.

El secretario de Turismo, Ambiente y Deportes, Daniel Scioli, ya no cuenta con el respaldo de un grupo de soldados que durante los últimos 25 años estuvieron fieles a su lado. Tras el corrimiento de su exministra, Silvina Batakis, se sumaron al grupo de dirigentes que le soltaron la mano diversos exfuncionarios que lanzarán esta tarde  Peronismo Bonaerense”.

Se trata de una organización que se presentará en la sede del Sindicato de Comercio de Avellaneda y que contará con el respaldo del jefe comunal de esa localidad, Jorge Ferraresi, parte de la mesa política de Axel Kicillof.

Manino Iriart, Alberto Pérez, Cacho Álvarez, Oscar Cuartango, Nora de Lucía y Pablo Navarro son los dirigentes que supieron acompañar fielmente al exgobernador y exembajador y que, por primera vez en más de dos décadas, se mostraron en desacuerdo con su decisión política de respaldar al libertario Javier Milei.

“Nos juntamos para disputar poder. Si después es por adentro o por afuera, se verá. Unión por la Patria no existe más, pero sí tenemos la necesidad de estar arriba de la calesita y poder participar por la sortija”, agregó el dirigente.

Desde el sciolismo desencantado postularon, además, que en el territorio “hay mucha frustración”, en especial por la intromisión de La Cámpora en las decisiones que dejaron a varios afuera de cualquier pelea.

En ese ring está también Ferraresi, quien salió a juntar a los caídos y encabeza una reconstrucción de la fuerza peronista que no deba seguir por orden “del dedo” los deseos de la organización de Máximo Kirchner.

A su turno, un experimentado exfuncionario bonaerense señaló que la línea de pensamiento que atraviesa al grupo, más allá de ser amigos de Daniel Scioli, es que el gobierno de Javier Milei va directo al fracaso, algo que quien fuera el jefe político no ve. “Esto contribuye con el final de la carrera de él“, aseveró la fuente.