sábado, julio 13

Axel Kicillof, lejos del “pacto de mayo” y con reclamos por fondos

Axel Kicillof no se da por aludido. La convocatoria de Javier Milei al “pacto de mayo” que será el 9 de julio está lejos de atraer a una provincia de Buenos Aires que desde hace dos semanas reclama por los fondos que la administración nacional le adeuda. Programas para jubilados, docentes, energía, infraestructura, transporte y salud son algunos de los recortes que figuran en la lista del desfinanciamiento y de los que aún el gobernador bonaerense no tuvo respuesta.

Hace diez días, el gobernador Kicillof denunció que la administración nacional le adeuda “a los 17 millones de bonaerenses” un total de 6,3 billones de pesos y analizó que el presidente Javier Milei “decidió cancelar y suspender de manera ilegal y arbitraria”.

Anses debe a la caja provincial 716 mil millones de pesos; por las compensaciones previstas en el Consenso Fiscal, 447 mil millones; por el Fondo de Fortalecimiento Fiscal, 320 mil millones; por el Convenio de Asistencia Financiera, 76 mil millones; por el Fondo Nacional de Incentivo Docente, 74 mil millones; por equipamiento para diagnóstico por imágenes, 30 mil millones; por la venta de energía generada por Centrales de la Costa, 15 mil millones.

En tanto, por el Fondo para Infraestructura Portuaria, se deben 10 mil millones; por el Fondo de Compensación del Transporte del Interior, 10 mil millones; por el Programa para la Jornada Completa en Educación, 5 mil millones; por fondos para la compra de vacunas, casi 3 mil millones; por programas de maternidad y medicamentos, 2 mil millones de pesos; por programas de mejora educativa, 2 mil millones, y por otros fondos, 3 mil millones.

En cuanto a obras públicas, son 180 los trabajos que estaban siendo ejecutados y quedaron abandonados por 2,35 billones; por el programa Procrear había 105 convenios para hacer 6.500 casas por 1 billón; por convenios de Nación con municipios para 755 obras se adeudan 400 mil millones y se paralizaron programas de construcción de 9 mil viviendas por 240 mil millones.

Además, se frenaron convenios con Provincia para 128 obras por 225 mil millones y el envío de fondos para saneamiento de grandes basurales por 60 millones; en concepto de obras de infraestructura de convenios tripartitos entre Nación, provincia y municipios, se deben 43 mil millones; por las cuarenta obras de infraestructura por programas nacionales, 28 mil millones, para las universidades nacionales con sede en la Provincia, 27 mil millones; por obras en el Hospital El Cruce de Florencio Varela, 21 mil millones; por el Plan de Infraestructura Penitenciaria se adeudan 15 mil millones, y por otras obras, 47 mil millones.

A la vez, por el Programa Fines se deben 13 mil millones; por el Programa Sumar, 4.700 millones; por el Cucaiba, 1.600 millones; por el Programa VIH, 1.100 millones; por el Potenciar Trabajo, 1.000 millones, y por Incluir Salud, 910 millones. Por obras y refacciones en clubes de barrio, se adeudan 629 millones; por obras en polideportivos, 440 millones; por gestión educativa, 395; por programas culturales, 300 millones; otros programas, 2.000 millones.

El número total de la deuda

Otro reclamo tiene que ver con la obligación de asistir a la Provincia para el servicio alimentario escolar, el programa MESA, y comedores, los programas para celíacos, dinero para catástrofes y temporales. Al sumar todos esos montos, la deuda total que tiene el gobierno es de 6,3 billones de pesos.

“Los recursos que recortó Milei a la provincia, con desprecio al carácter federal, implican actos ilegales porque tenemos normas, leyes y presupuestos que sustentan las transferencias que se realizaron y dejan en claro el incumplimiento”, lanzó el gobernador Axel Kicillof después de que los ministros de su gabinete y 67 intendentes presentaran en el Ministerio de Economía una nota dirigida a su titular, Luis Caputo, en la que reclamaron por la deuda de fondos que la Nación mantiene. Aún no hubo respuesta, por lo que el “pacto de mayo” que se firmará en julio no es una opción.